Facebook opticas franklin
LENTES ANTIRREFLEJANTES
18 enero, 2018
CUIDE SU SALUD VISUAL
18 enero, 2018

EL CUIDADO DE
LOS ANTEOJOS

Los anteojos que por su graduación nos corrigen los problemas de desenfoque, deben mantenerse en buenas condiciones pues de lo contrario la visión será de mala calidad.

Hablemos del ajuste; normalmente queremos que los anteojos puestos sobre una mesa plana estén exactamente nivelados. Esto únicamente sería posible si nuestro rostro fuera completamente simétrico, orejas al mismo nivel, frontales del mismo ancho, etc.

Entonces visitamos la óptica para que nos ajusten los anteojos, este ajuste debe hacerse de acuerdo a nuestra simetría.

Sin embargo después de este ajuste es importante que seamos conscientes que la forma en que nos ponemos y nos quitamos los anteojos influirá en que estos se mantengan nivelados. Deben ponerse y quitarse con las dos manos de frente al rostro; cuando se quitan con una sola mano si somos derechos se reflejará porque la varilla del anteojo izquierdo se abrirá y viceversa, si somos de mano izquierda dominante.

Otra cosa importante es que los lentes no deben ponerse sobre la cabeza, como diadema, porque ambas varillas se abrirán, se desnivelarán, ejercerán presión sobre el lente y se le formarán rajaduras alrededor de las grapas o tornillos si son al aire, o pueden salirse completamente del aro, el cual además quedará flojo, tampoco deben ponerse en la bolsa de la camisa donde tenemos bolígrafos, llaves, monedas, porque se rayarán los lentes, así que los anteojos deben estar puestos en el rostro o guardados en su estuche.

Es importante que estemos conscientes como usuarios de ser responsables en el cuidado y uso de los anteojos, pues de eso depende tanto nuestra buena visión como la durabilidad de los mismos.

LIMPIEZA DE LOS LENTES: generalmente se comenta que los lentes de policarbonato se rayan, como si se rayaran solos, sin que ningún agente externo influyera, pero no es cierto, es la forma en que los limpiamos lo que hace que los rayemos.

¿Cómo deben limpiarse los lentes?

Cuando se pone el líquido especial para limpiar los lentes no deben frotarse con el paño demasiado tiempo, pues se genera calor y fricción y si hay partículas de polvo estas actúan como abrasivos que rayarán el lente, lo que debe hacerse es un solo movimiento hacia fuera deslizando el paño en todo el lente, una sola vez, y el lente quedará limpio.

Recomendaciones:

Examine sus ojos una vez al año

Si se le recomienda graduación, úsela para mejor calidad de visión.

Si no está de acuerdo con la graduación, busque una segunda opinión antes de comprar sus anteojos.

Si además de usar lentes, tiene tratamiento por una enfermedad, como glaucoma, cataratas, ojo seco, etc., visite siempre a su Oftalmólogo, no olvide realizar sus controles en la fecha en que el medico se lo indique.

Siempre lleve a la consulta sus lentes que tiene en uso, aun cuando estén arruinados, servirá para comparar los cambios de graduación.

Cambie sus lentes cuando se le indique, después de un año, su graduación puede variar y si no visita a su Optómetra podría encontrase con una cambio de graduación muy grande, y podría tener problemas de adaptación.

TIPS PARA EL CUIDADO DE LOS LENTES

Nunca limpie los lentes en seco.

Nunca use cualquier paño, use el que se le dio en la óptica, franela o tela ojo de perdiz para ropa de bebé.

No frote los lentes, basta poner el limpiador apropiado y deslizar en una sola dirección el paño, de adentro hacia afuera una vez. Use únicamente el líquido que su óptica le recomiende.

No use líquidos limpiadores con amoniaco.

No use alcohol

No use jabón

Use líquido especial para policarbonato.

El cloro del agua de piscinas mancha los lentes.

El spray del salón de belleza mancha los lentes.

Ni en emergencia limpie sus lentes con la camisa, la corbata, el delantal o cualquier otra prenda.

No los limpie con servilletas, papel higiénico o pañuelos de papel o tela.

No los guarde en su cartera sin el estuche correspondiente.

No los deje en el vehículo, pues el calor dilata el aro, cambia la estructura molecular de los lentes y estos pueden reventarse.

No los deje cerca de ninguna fuente de calor como las estufas, el foco de la mesa de noche o cualquier otra fuente de calor.

Llévelos a la óptica a revisión por ajuste, por lo menos cada tres meses.

Es necesario limpiarlos después de sudar, con un agua limpia, con gotas de shampoo de bebé para eliminar suciedad y grasa. Luego secar con una franela limpia, sin partículas.

Es importante recordar que la garantía de sus lentes aplica únicamente por defectos de origen, pero no por cualquiera de los ítems anteriores, pues es su deber y su responsabilidad cuidarlos y enseñar a sus hijos con su ejemplo a cuidarlos.

Ópticas Franklin

Departamento Profesional.